Sobre Nosotros

Nuestros Valores

Un Medio de Cambio

Llevamos el mensaje que cambia el corazón del hombre y de la sociedad. Presentamos una realidad sin distorción y honesta. Honramos, defendemos y difundimos valores y principios. Impactamos con La Palabra.


Excelencia

Con programación de calidad con diversidad de contenido apto y con propósito. Llenando los espacios y sin dejar al descubierto los temas que conciernen a nuestra comunidad y a la cristiandad.

Convergencia multimediática

Utilizamos todos los recursos necesarios para llevar el mensaje, ya sea, impreso, medio electrónico, interactivo, social o emergente. El medio es el mensaje y nuestro mensaje esta basado en el libro mas leído sobre la faz del planeta Tierra, La Biblia.


Nuestra Base

“…y me seréis testigos en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra”. Hechos 1:8 Una vez Jesús dijo estas palabras, fue alzado el cielo y una nube le ocultó de los ojos de Sus discípulos. Estas fueron las últimas palabras de Cristo antes de ascender a los cielos.
Para La Cadena del Milagro Su último mandato es nuestra prioridad.
Juntos alumbraremos las naciones.
“ Yo Jehová te he llamado en justicia y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo por luz a las naciones”.

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo…”Marcos 16:15

Honrando El Legado

Yiye Ávila: Un Hombre,Un LLamado, Un Ministerio

Puerto Rico, tierra bendecida por Dios, la isla del cordero, tierra de próceres, poetas y grandes personalidades. Ha sido también la cuna del evangelio para el caribe, Norte, Centro y Sur América.
Es esta isla donde en la parte norte existe un lugar pequeño el cual es conocido como Camuy ” Ciudad Romántica”. Es este pueblito el que ve nacer a José Joaquín Ávila, mejor conocido como Yiye Ávila. Fue hijo único de Herminia Portalatín y Pablo Ávila, y recibió una educación sólida de sus padres, quienes a su vez eran ejemplo de admiración y el cariño de sus compueblanos ejerciendo ambos la profesión de maestro.

Yiye Ávila, fue un niño amado por los que le rodeaban. Comenzó sus estudios a temprana edad en una escuelita en un campo en Camuy, en el barrio Ciénaga hasta su sexto grado. Luego se graduó del duodécimo grado en el 1942. Luego fue un estudiante brillante en la universidad Interamericana en San Germán, Puerto Rico, donde tuvo que tomar cursos de Biblia obligatorios.
Graduándose de maestro de biología, en el 1946, comenzó su carrera magisterial en su pueblo natal en la Escuela Superior Pública de Camuy. Se destacó como maestro de ciencias; biología y química. Para esa época los estudiantes luchaban para que en sus programas de clases tener al profesor Ávila como maestro ya que poseía unas virtudes que le ganaba el cariño y la simpatía de cuantos le trataban.

Paralelamente a su profesión de educador, el hermano Yiye se destacó como un prominente deportista. En el campo también fue un vencedor. Jugó por el espacio de 15 años destacándose como pelotero de la Clase AA. Desarrollándose como fisiculturista, en el 1952 obtiene el premio de Mr. Puerto Rico; luego en el título de Mr. Norteamérica en el 1954.
Un día, aquel joven atleta, vigoroso y campeón fisiculturista mientras se preparaba para las olimpiadas que celebraron en Norte América, sintió que sus articulaciones se resentían y el dolor era insoportable. ¡Una terrible artritis reumática parecía el fin de todo! El diagnóstico de los médicos corroboró sus temores. Su enfermedad era de tipo crónico, y esto ponía fin a su carrera. Cuando pensó que no tenía remedio recordó una Biblia que tenía en su casa. Una noche clamó a Dios que los sanara, y Dios en forma audible le dijo “Todavía NO”. Pero un día mientras sintonizaba la televisión, un prominente predicador norteamericano predicó el mensaje de Jesucristo. Yiye fue tan impactado con aquel mensaje que fue a su cuarto a entregar su vida a Jesucristo entonces fue que quedó sano. Este fue el primer paso de su ministerio. Ahora no iba a ser igual.
En el año 1967, recibió el llamado de Dios, para que abandonara su profesión como maestro, la que por espacio de 21 años había ejercido, dedicándose totalmente al evangelismo y a vivir por fe. Luego hizo largos períodos de ayuno, comenzando por 7,14,21 días, donde su ministerio comenzó a crecer en unción, poder para la salvación de las almas. Cuando en el 1972 Yiye hace su ayuno de 41 días, fue cuando Dios le pone en el corazón levantar el “Escuadrón relámpago CristoViene” el cual fue instalado en el sótano de su casa donde se encontraba su antiguo gimnasio.

Más adelante, Yiye viajó para predicar en las campañas por diferentes partes del mundo. Cubriendo toda Hispanoamérica, Estados Unidos y España. En cada una de estas asambleas, la gente fue libre de sus dolencias. Las enfermedades de diversas fuentes fueron liberadas en sus campañas, gente fue libre de drogadicción. Dios bendijo tanto a este siervo que el sótano donde comenzaron sus operaciones se iba quedando pequeño. Entonces fue cuando se construyó el edificio Cristo Viene en Camuy PR.
En el 1988 se fundó una Cadena de televisión que lleva el nombre de “La Cadena del Milagro”. Ahora esta Cadena tiene una cobertura de cinco canales y cubre todo Puerto Rico y el Caribe. Representa un potencial de 650,000 familias. Para esto se levantó el proyecto del monte Roncador, que se eleva a 540 pies de altura siendo una de las altas en todo Puerto Rico donde envía un poderoso transmisor de TV con 1,500,000 “watts” de potencia.
Hoy camina por las calles de oro y se pasea por las mansiones celestiales. Pero su legado continua por medio de su ministerio y CDM Internacional. 

“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” Marcos 16:15